El Plan de Dios para tu Salvación

 

Web   www.iglesiabiblicabautista.org
El Plan De Dios Para Tu Salvación

El Plan De Dios Para Tu Salvación

 

Amigo mío: Te voy a hacer la pregunta más importante de tu vida.

 

La pregunta es: ¿Estás salvado? La pregunta no es cuán bueno eres, o si perteneces a alguna iglesia, sino ¿estás salvado? ¿Estás seguro que irás al cielo cuando mueras?

 

Escucha lo que dijo Jesús:

 

Lucas 6.47-49 (RVR60)
47Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante. 48Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca. 49Mas el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa sobre tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y luego cayó, y fue grande la ruina de aquella casa.

 

Aquí en esta parábola Jesús nos cuenta de dos hombres; uno de ellos hizo su casa sobre una roca (sobre buen terreno), pero otro la hizo sobre la tierra y sin zapata, y todos sabemos lo que le pasó: se le derrumbó la casa. 

 

¿A qué se refería Jesús? ¿Se refería a la construcción? Por supuesto que no.  Fíjate lo que dice en el verso anterior a los que oíste:

 

Lucas 6.46 (RVR60)
46¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?

 

Jesús dijo que muchos le reconocían como Señor y Maestro, pero no obedecían lo que Él les decía.

 

Este es el problema: Muchos reconocen que Dios es real, pero muy pocos obedecen lo que Él dice.  Por ejemplo, Dios mandó al hombre que no pecara, pero todo el mundo pecó y aún peca.

 

Ahora bien, uno podría pensar, ¿ y cuál es el problema de no obedecer a Dios”?

 

El problema es grave: si no obedeces lo que Dios te dice (y lo que Él te dice te lo dejó escrito en la Biblia), estarás condenado para siempre.

 

Oye las cosas que Dios te dice en su Palabra (La Biblia).

 

Romanos 3.23 (RVR60)
23por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,

 

Por cuanto eres pecador, estás condenado a la separación eterna de Dios. Y hay más:

 

Romanos 6.23 (RVR60)
23Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

 

Esta muerte quiere decir una condena eterna en el infierno.

 

Hebreos 9.27 (RVR60)
27Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,

 

Sin embargo, Dios te amó de tal manera que dio a su Hijo Jesucristo, como tu sustituto. El pagó por tu pecado en la cruz y murió en tu lugar.

 

2 Corintios 5.21 (RVR60)
21Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

 

Por eso Jesús tuvo que derramar su sangre y morir por ti.

 

Hebreos 9.22 (RVR60)
22Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión.q

 

Romanos 5.8 (RVR60)
8Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

 

Nuestra mente no alcanza a comprender cómo Jesús fue juzgado por todos nuestros pecados, pero Dios así lo afirma en su Palabra. Así que Jesús pagó por tu pecado y murió por ti. Esto es verdad, Dios no puede mentir.

 

Ahora, Dios te manda que hagas algo muy importante: que te arrepientas de tus pecados. 

 

Hechos de los Apóstoles 17.30 (RVR60)
30Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;

 

Este arrepentimiento es aceptar delante de Dios que eres pecador y que necesitas lo que Jesús hizo por ti en la cruz.

 

La Biblia nos cuenta cómo el apóstol Pablo y su ayudante Silas estuvieron encarcelados por predicar este mismo mensaje que tú escuchas hoy. El que estaba encargado de la cárcel les preguntó:

 

Hechos de los Apóstoles 16.30-31 (RVR60)
30y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? 31Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.

 

Simplemente tienes que creer que él pagó por tus pecados, murió en tu lugar, fue sepultado y resucitó por ti.

 

Luego invócalo.
 

Romanos 10.13 (RVR60)

13porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.d

“Todo aquel” te incluye a ti. “Será salvo” no significa que quizá sea salvado, sino que afirma que será salvado.

 

Y lo confirma cuando dice:

 

Juan 1.12 (RVR60)
12Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

 

Seguramente te das cuenta que eres pecador. Ahora mismo, dondequiera que estés, dirígete a Dios y con tus propias palabras ora así:

 

“Dios, sé que soy un pecador. Creo que Jesús fue mi sustituto cuando murió en la cruz. Creo que su sangre derramada, su muerte, sepultura, y su resurrección fueron para mí. Lo recibo ahora como mi Salvador. Te agradezco el perdón de mis pecados, el regalo de la salvación y la vida eterna, por su gracia misericordiosa. Amén.”

 

Abrázate de Dios y su Palabra, y reclama esta salvación por fe. Cree, y serás salvo. Ninguna religión ni ninguna obra buena pueden salvarte. Recuerda, Dios es el que salva.

 

Resumiendo, el plan de Dios es sencillo: Tú eres pecador. A menos que creas que Jesús murió en tu lugar, pasarás la eternidad en el infierno. Si crees en él como tu Salvador, crees que fue crucificado, sepultado y que resucitó por ti, recibirás por fe el perdón de todos tus pecados y el regalo de la salvación eterna.

 

Quizá piensas que esto no puede ser tan sencillo pero sí lo es, la Palabra de Dios lo afirma. Amigo mío, cree en Jesús y recíbelo como tu Salvador hoy.

 

Marcos 8.36 (RVR60)
36Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?

 

Asegúrate de ser salvo. Si pierdes tu alma, también perderás el cielo y lo perderás todo. Permite que Dios te salve en este momento.  Dios tiene el poder para salvarte para siempre. El también te va a permitir que vivas una vida cristiana victoriosa.

 

Mateo 10.32 (RVR60)
32A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos.


 

q  q 9.22: Lv. 17.11 

d  d 10.13: Jl. 2.32. 

Baja el plan en un solo archivo
¿Has creído ya en Cristo? ¿Sabes que la salvación en Cristo es eterna y segura? La
Biblia lo enseña. Dios quiere que estés seguro de tu salvación.

Estudia estas referencias bíblicas para que lo compruebes
Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser
cabeza del ángulo. Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el
cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.
Hechos 4.11-12
Lee la Biblia en línea
¿Tienes preguntas? Envía e-mail al Pastor
Ortega
Envíanos tu petición de
oración
¡Nuevo!  ¡Estudios bíblicos para nuevos creyentes! Están preparados para que puedas ir
creciendo en tu nueva vida en Cristo.  Pueden ser también usados como currículo para un curso de discipulado
cristiano. Pulsa aquí debajo para acceder la página de estudios:

Estudios bíblicos para nuevos creyentes
¡Aquí podrás hacer una búsqueda
en nuestro sitio!